El líquido de frenos tambien tiene su importancia :


Siete de cada 10 coches circulan con el líquido de frenos en mal estado ATE recomienda a los conductores cambiarlo en un taller para una conducción segura.

  Siete de cada diez automóviles circulan con el líquido de frenos en mal estado, según calcula ATE.

Este dato “alarmante”, hace que la marca de fricción e hidráulica de Continental haya querido recordar a los conductores la importancia de mantener este elemento en buen estado “ya que en una frenada de emergencia, cada centímetro cuenta”, señala.

Su principal función, recuerda ATE, es transmitir la fuerza ejercida sobre el pedal de freno a las pastillas y/o zapatas para llegar a detener el vehículo “siendo un elemento clave en la seguridad del vehículo y de los ocupantes”.

El líquido, apunta la marca, debe tener un punto de ebullición muy alto, “estando siempre en funcionamiento a altas temperaturas (+250ºC), principalmente en frenadas de emergencia o frenadas contínuas”. Para comprobar su estado en Guicar Auto disponemos de un medidor para evaluar su higrospicidad.

Para comprobar que el líquido está en perfecto estado, ATE señala que el color debe ser “amarillo transparente y encontrarse siempre entre las dos marcas de máximo y mínimo“.

Entre los problemas que pueden surgir en el vehículo, de no tenerlo en buen estado, ATE destaca varios como que puede absorber humedad con lo que la efectividad del líquido “se reduce drásticamente” o que puede provocar la “corrosión y deterioro prematuro de los componentes del freno (bomba de freno, latiguillos, ABS…)”

La marca de Continental recomienda cambiarlo entre el primer y el tercer año de uso del vehículo y siempre en un taller especialista ya que “con un mantenimiento correcto, un trabajo profesional y un líquido de máxima calidad, lograremos mejorar nuestra seguridad, acortaremos la distancia de frenada y prolongaremos la vida de nuestro sistema de frenos”.