Categoría: Avisos

AUMENTAN UN 39% LAS AVERÍAS POR FALTA DE MANTENIMIENTO

El Barómetro de Averías del RACE ha analizado las más de 130.000 asistencias realizadas por el club entre el 1 de julio y el 31 de agosto. Entre las conclusiones del estudio, el club destaca que las averías crecieron el 3,4% respecto al mismo periodo de 2015, incidiendo sobre todo en baterías, neumáticos, motor y accidentes de tráfico.

Sin embargo, no todos los problemas mecánicos evolucionan de la misma manera. Si tomamos como referencia solo los registros por encima de los 100 casos, “para evitar desviaciones importantes”, según el RACE, el estudio desvela aumentos de hasta el 39% en fallos como el termostato, o los manguitos/tapón del aceite.

A continuación, elementos como los electroventiladores, con un crecimiento del 29%, la correa del alternador (el 22%) o la junta de la culata (el 21%) fueron los que también experimentaron importantes aumentos en las averías de los vehículos asistidos en carretera por el club automovilista.

averiasbarometrorace_verano_2016

El estudio también señala que los vehículos de entre 10 y 15 años de edad destacan muy por encima del resto de grupos de edad en problemas de motor, electricidad, neumáticos, cambio, alimentación, refrigeración, dirección, frenos o el embrague, en algún caso multiplicando por 10 los casos de avería respecto al total. Y dado que este grupo es el que tiene el porcentaje más alto de problemas mecánicos los accidentes de tráfico baja hasta el 6º puesto.

Por otro lado, los datos referidos a los problemas con los neumáticos, ajenos a la antigüedad del vehículo, el informe resalta que los coches hasta los cuatro años, y los comprendidos entre los 10 y los 15 años suman más del 63% de los casos totales de avería por este motivo. “Curiosamente, es en estos dos grupos de edad de vehículos donde también se han producido mayor número de asistencias como consecuencia de un accidente de tráfico, alcanzando la cifra de 64%”, apuntan desde el RACE.

El club automovilista lleva alertando desde hace meses que la falta de mantenimiento está provocando un aumento de los fallos mecánicos, por lo que defiende que “una revisión periódica del vehículo en un taller podría evitar estas situaciones, mejorando la seguridad y reduciendo el riesgo de avería”.

 

 

 

 

Fuente : infotaller

CUENTA ATRÁS PARA QUE LAS ITV CONTROLEN LA ELECTRÓNICA DE LOS VEHÍCULOS

A partir de mayo de 2018 todas las ITV de España incrementarán sus pruebas de inspección con nuevos métodos de control de emisiones y electrónica del coche.

  

La ITV será más rigurosa a partir de mayo de 2018 en toda Europa. Los vehículos serán sometidos a controles de emisiones y también de la parte eléctronica. La normativa se publicará en mayo de 2017 y se comenzará a aplicar justo un año después.

La norma, en proceso de elaboración, no ha concretado aún la totalidad de componentes electrónicos que se supervisarán. Lo que sí es seguro es que se aprobará en mayo de 2017 y que todos los centros de ITV deberán  acomodar sus centros con los equipos necesarios y formar al personal para comenzar con este nuevo sistema de trabajo en 2018.

Las ITV podrán acceder a las centralitas de los coches para de esta forma poder controlar y verificar de manera precisa cualquier fallo del vehículo y catalogarlo, una vez revisado, de defecto leve o grave, como actualmente se está haciendo con el resto de los elementos que se revisan del coche a su paso por la inspección técnica obligatoria.

“Nuestra preocupación es garantizar la seguridad de que lo que llevas en el vehículo es fiable”, explica Luis Rivas, secretario general de AECA-ITV, la patronal de las estaciones de inspección técnica de vehículos en España.

Otra de las modificaciones importantes a la hora de pasar la ITV es el nuevo control de emisiones OBD, con el fin de disminuir los niveles de emisiones producidos por los vehículos a motor. Habrá que comprobar si con los nuevos requisitos de control hubiese bastado para evitar fraudes como el escándalo Volkswagen de las emisiones -o Dieselgate-.  

 

 

 

Fuente : Autofacil

LAS PEGATINAS QUE DEBERÁN LLEVAR LOS COCHES EN FUNCIÓN DE SU EFICIENCIA ENERGETICA

El Boletín Oficial del Estado publicará próximamente la resolución de la DGT en la que se recoge la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

  Los parabrisas de los vehículos españoles deberán llevar, además de la pegatina correspondiente a la ITV, un nuevo adhesivo acreditativo de eficiencia energética. Es decir, que los vehículos serán clasificados e identificados en función de su grado de emisiones contaminantes.

En los próximos días, ésta nueva ley de tráfico será publicada en el BOE. Con esta clasificación, se pretende ‘premiar’ a los vehículos menos contaminantes y ayudar a las políticas municipales en beneficio de la movilidad y, sobre todo, el medio ambiente. Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 ha sido el origen de esta nueva medida.

Clasificación de los vehículos :

  • Cero Emisiones: Ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas; turismos; furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías  clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.
  • ECO: Turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural  (GNC y GNL) o  gas licuado del petróleo (GLP).
  • C:Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel,  matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en Diésel  la Euro 6
  • B: Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006.Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel  la Euro 4 y 5.

La DGT enviará en unas semanas a los 100.000 titulares de vehículos clasificados como  ECO (unos 25.000 de la Comunidad de Madrid y 16.000 en la provincia de Barcelona) una carta en la que se incluirá el distintivo medioambiental azul y verde. En meses posteriores, la DGT proseguirá con el envío de los distintivos C y B.

 

 

 

Fuente : autofácil

El 70% de los coches que viajen en semana santa llevarán los neumáticos en mal estado.

Con más de 5 años o más de 45.000 km plantean graves problemas de adherencia y de frenada en superficies deslizantes.

Más de 5 millones de los 7,5 millones de coches que circularán en Semana Santa pisarán el asfalto con, al menos, un neumático en mal estado, según estima Grupo Andrés. Las cubiertas con más de 5 años o con más de 45.000 kilómetros, recueda el distribuidor, plantean “graves problemas de adherencia y de frenada en cualquier superficie deslizante”.

Dichos problemas, a juicio del distribuidor, se agravan si ruedan con presiones inferiores a las recomendadas por el fabricante del coche. Casi el 7,5% de los automóviles que viajarán durante la Semana Santa va a llevar, al menos, un neumático con 0,5 atmósferas menos de la presión recomendada. Dicho descuido triplica el riesgo de reventón cuando se rueda por autovía o carretera con el coche repleto de pasajeros y equipaje.

Por este motivo, en Guicar Auto recomendamos a los conductores extremar la vigilancia de las presiones, así como revisar  los niveles de aceite, refrigerante y líquido limpiaparabrisas. No en vano, en 2014, último dato oficial de la DGT, más de 1.400 coches implicados en accidentes con víctimas presentaban anomalías previas

El parque español, apuntan desde el distribuidor, ha envejecido “a un ritmo alarmante en los últimos tiempos: más del 50% de los coches en circulación supera ya los 11 años de vida útil“. Los neumáticos de esos mismos coches, añaden “siguen idéntico proceso, se ha pasado de renovar 1,2 neumáticos por coche y año, que es el valor idóneo, a renovar menos de 0,9 neumáticos por coche y año, un índice que compromete la seguridad de conducción”.

La combinación de cubiertas desgastadas, con menos de 1,6 mm de profundidad de dibujo en la banda de rodadura, y presiones de inflado por debajo de lo recomendado aumenta la peligrosidad de marcha del coche, especialmente cuando se rueda sobre asfalto mojado. También incrementa la posibilidad de reventón cuando se circula con el coche repleto de pasajeros y equipaje.

Por último, Grupo Andrés recuerda que circular con neumáticos al límite del desgaste, con menos de 1,6 mm de espesor de goma , pueden ser multados por la Guardia Civil de Tráfico y tener problemas de cobertura por parte de los seguros en caso de accidente.

 

 

 

 

Fuente : infotaller.tv

 

Cómo cuidar y detectar averías en el Turbo

Ya te hemos contado las maravillas del turbo. Gracias a una turbina, este sistema logra aumentar la cantidad de aire que llega a la cámara de combustión. Con mayor cantidad de oxígeno hay una mejor combustión y se consigue más potencia del motor con cilindradas más bajas.

En la actualidad, todos los motores diésel del mercado cuentan con turbo y cada vez más mecánicas de gasolina. Lógico, pues se consigue mayores prestaciones sin que se dispare el consumo. El problema es que esa turbina gira a más de 200.000 revoluciones por minuto para poder cumplir su cometido y trabaja a temperaturas de (atención) hasta 1.000 grados centígrados. ¿Qué significa esto? Que es propenso a sufrir averías… que no son precisamente baratas.

  

La mayoría de los problemas con el turbo se deben a fallos de lubricación, nos cuentan los ingenieros de Total España. Por exceso, por defecto o por emplear aceite de mala calidad. Un exceso de carbonilla en el lubricante también puede provocar que el turbo se obstruya y se rompa.

  Desde Guicar Auto os recomendamos una rutina muy sencilla que retrasarán las averías de esta pieza vital y costosa de nuestro motor :

1-Al arrancar dejar el motor al ralentí unos segundos sin acelerar para que el circuito de lubricación coja una presión adecuada.

2-Cuando lleguemos y nos dispongamos a parar el motor, dejamos que gire al ralentí unos segundos antes de para. Esto le dará tiempo a las turbinas desacelerar naturalmente y con buena presión de lubricante. Todo ello reducirá el desgaste cotidiano de forma considerable de este componente.

¿Cómo saber si nuestro coche con turbo tiene problemas? Hay que prestar atención a determinados avisos:

  • Humo azul en el escape: Es un síntoma de uno de los fallos más recurrentes del turbo. El eje del turbo gira sobre unos casquillos de bronce que flotan sobre el aceite a presión (no hay por ahora rodamientos que soporten las velocidades de la turbina). Esos casquillos son herméticos, pero si hay fugas de aceite, éste pasará al sistema de admisión. El consumo de aceite se dispara y el color del humo de escape lo delatará. Cuando el turbo se rompe de golpe, la humareda es muy evidente.
  • Ruidos extraños: Si el eje sobre el que se mueve el turbo está mal lubricado, acabará sufriendo roces y romperá los extremos de las palas de la turbina. Si hay algún ruido extraño, lleva el coche al taller antes de que esas virutas lleguen a la cámara de los cilindros y el mal sea mayor. Si el sonido es agudo, y aumenta o disminuye en función de las revoluciones del motor, quiere decir que hay holguras en los casquillos sobre los que rueda el eje las turbinas (normalmente, también por problemas de lubricación).
  • Luz de fallo del motor y falta de potencia. El turbo ha de trabajar bien lubricado y limpio. Cuando hay demasiada carbonilla (un problema más grave en los diésel, puesto que generan más hollín) el sistema suele avisar del agarrotamiento de la “geometría variable”. Cuando pises el acelerador, éste no responderá como es debido (el turbo no entra en funcionamiento y el coche no tiene fuerza) ya que la propia electrónica impide que actúe para evitar males mayores.
  • Menores prestaciones. El control de presión del turbo se realiza mediante una membrana. Si ésta se perfora, la presión de soplado será irregular, se activará el modo de emergencia y tu coche no funcionará como es debido. Acude al taller cuanto antes.
  • Silbidos frecuentes. Los manguitos y abrazaderas pueden aflojarse o agrietarse a causa de los constantes cambios de presión. Lo notarás cuando el motor “silbe” de forma más grave al acelerar. Este sonido es como una especie de aspiración, aunque a veces es tan bajo que el conductor, por el ruido del tráfico o de la radio, no lo siente.

 

Los expertos nos avisan de que la mayoría de estas averías pueden prevenirse con un mantenimiento adecuado del turbo. Las más habituales suelen estar relacionadas con el aceite:

  • No hay suficiente lubricante. Suele ocurrir porque la bomba de aceite tiene algún problema o porque un latiguillo se ha obstruido. Si esto ocurre, las piezas se estropean, debido a la fricción. Si el nivel del aceite baja, revisa manguitos y lugares por donde puede estar perdiéndolo.
  • El aceite está sucio: Para cuidar el turbo (y tu bolsillo) es clave un buen mantenimiento del aceite. Si no se cambia el filtro y el aceite cuando es debido, puede contener impurezas que acaben llegando al turbo y dañándolo.
  • Se usa un aceite no adecuado: Utiliza aceites sintéticos, ya que cuentan con aditivos detergentes que ayudan a evitar que esa carbonilla se una, el aceite se espese…. Y estropee el turbo. Y siempre, siempre, cambia el filtro cuando cambies el aceite.

 

 

 

Fuente: Totalblog

Al cambiar dos neumáticos : ¿En qué eje pongo los nuevos?

Como hemos dicho en otras ocasiones, los neumáticos son una pieza esencial de la seguridad activa del vehículo por cuanto constituyen el único punto de contacto entre él y la carretera. Por ese motivo, de su buen estado de conservación depende directamente nuestra seguridad.

Sin embargo, por muy bien que conservemos los neumáticos, aunque los tratemos con sumo cuidado, controlemos su presión y evitemos golpes, cortes y otros ataques, llega un momento en que, bien por desgaste, bien por envejecimiento, debemos cambiar nuestros neumáticos. Ah, pero en ocasiones el bolsillo no nos da para tirar a la basura cuatro neumáticos de una sola vez y, además, tenemos dos cubiertas que todavía pueden sernos útiles.

Y entonces viene la eterna pelea: ¿montamos los neumáticos nuevos delante o detrás?

De entrada descartamos montar los dos neumáticos nuevos en un solo lado del coche por ser esta una idea absurda. Daremos por hecho también que los neumáticos de cada eje tienen el mismo tipo de dibujo. Supongo que todo el mundo tiene claro que hay que mantener la simetría longitudinal del vehículo si queremos que al circular mantenga su trayectoria. De lo contrario nos encontraríamos con el coche transformado en un carro de combate, que para girar bloquea una de las orugas mientras mantiene la velocidad en la otra. O, peor, nos encontraríamos con un coche que se adhiere al terreno como le da la gana.

Entonces, ¿qué ventajas aportaría montar los neumáticos nuevos delante?

Básicamente, quienes defienden la colocación de las cubiertas nuevas en el eje delantero hablan del mayor desgaste al que están sometidas esas gomas, frente al hecho de que los neumáticos traseros se gastan en menor medida. Tampoco se les escapa el hecho de que la mayoría de los turismos son de tracción delantera, por lo que prefieren que sean las ruedas motrices las que tengan el dibujo en mejor estado para evitar perder tracción.Además, siendo las ruedas delanteras las que se encargan de dirigir el vehículo, consideran que si pierden adherencia pueden tener problemas para controlar el coche.

No está mal, pero…

Hay que tener en cuenta que si montamos los neumáticos nuevos en las ruedas delanteras y conservamos los viejos en las traseras el comportamiento del coche cambiará al alterarse el equilibrio entre ambos ejes. El conductor, hecho a un coche con menos adherencia en las ruedas delanteras, puede encontrarse tras el cambio con reacciones inesperadas de su vehículo.

Por otra parte, debemos tener presente que cuando el coche frena se abalanza sobre su parte delantera, hundiéndola, con lo que unas cubiertas traseras con poca adherencia se despegarán del asfalto. Por eso en carreteras resbaladizas o reviradas la parte trasera tenderá a derrapar, sobre todo si se frena de forma agresiva.

Finalmente, a diferencia de lo que ocurre con el eje delantero, sobre el que un conductor puede incidir de forma directa, el eje trasero apenas es controlable desde el puesto de conducción. Por eso si las cubiertas gastadas van en el eje trasero el conductor no tendrá ninguna posibilidad de rectificar sus defectos de trayectoria. Ya sabemos que si se frena bruscamente, las ruedas traseras pueden levantarse del suelo. Pero es que si el vehículo es de propulsión y se comete el error de acelerar, se propicia el derrape o incluso el trompo mientras el conductor observa la situación con impotencia.

Con los neumáticos nuevos colocados en las ruedas traseras, se mantiene el equilibrio de adherencia que existía antes del cambio de neumáticos, aumenta la adherencia del eje trasero y así el conductor puede controlar el coche soltando el pie del acelerador mientras ejecuta un simple gesto con el volante.

Total, que si vas flojo de dinero y los neumáticos todavía se aguantan (1,6 milímetros de profundidad de dibujo para ir legal y 2 milímetros para ir seguro), lo recomendable es montar los neumáticos nuevos en las ruedas traseras. Y si no te viene de aquí, lo mejor es cambiarlos todos y esa tranquilidad que te llevas.

Existen distintas varas de medir para pasar ITV en función de la comunidad autónoma?

Ni AECA-ITV, ni el Ministerio de Industria disponen de datos unificados sobre los índices de rechazo de las ITV en cada comunidad autónoma y las Delegaciones de Industria de cada Comunidad Autónoma, que sí tienen estos datos, no los hacen públicos. Sin embargo, a través de datos históricos y otros factores, como la competencia, se puede saber en qué lugares de España es más fácil pasar la ITV.

 Si atendemos a lo que nos dice la historia, por regla general las Comunidades Autónomas del norte de España como Asturias o Galicia son las que presentan el índice de rechazo más elevado en la ITV. En el polo opuesto encontramos a Navarra, La Rioja y la Comunidad Valenciana como los lugares donde es más sencillo superar la inspección del vehículo . Por su parte, comunidades como Extremadura o Castilla y León mantienen un índice de rechazo que coincide con la media nacional, el 20%.

   Pero además de los datos históricos, también existen otros factores que afectan a la mayor o menor dificultad para superar la ITV de nuestro vehículo. Hablamos de factores como la competencia. En los últimos años, los nuevos sistemas de concesión liberalizados de las ITV han ampliado toda una red de centros en Comunidades como Cataluña, Madrid, La Rioja y Castilla La Mancha. Con motivo de esto se ha producido un importante aumento de la competencia, lo que provoca una mayor relajación de los niveles de exigencia y, por tanto, una mayor facilidad para superar la inspección.

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de pasar nuestra ITV es que, en teoría, aquellos centros más alejados de las grandes ciudades pueden ser más benevolentes. No obstante, también es cierto que las ITV con un mayor volumen de trabajo pueden ser más permisivas al pasar el ‘examen’ a nuestro vehículo, pues no pueden detenerse tan minuciosamente con cada coche.

Otros factores a tener en cuenta

  • La hora: La mejor hora para pasar la ITV es a primera hora o la hora de comer porque hay menos gente y los inspectores suelen estar más relajados.
  • Día: Las visperas de festivos pueden ser una buena opción, pues los trabajadores pueden estar de mejor humor esperando el día libre. También los días de lluvía, pues los bajos del coche están mojados y es más difícil que el inspector aprecie, desde el foso, fugas de agua, de líquido de la dirección, de frenos….
  • Acompañantes: Si tienes problemas en los cinturones traseros lleva a alguien detrás y es posible que los inspectores no le hagan bajarse del coche para comprobarlo. Además, si el coche tiene problemas de frenos cuanto más peso lleve, mejor frenará.

 

 

 

Fuente : autofácil

Fundación CEA aconseja revisar el vehículo ante el calor

La Fundación CEA ha dado la voz de alarma ante las altas temperaturas que están afectando este verano a buena parte de España. Entre otras recomendaciones, aconseja a los conductores que revisen sus vehículos para asegurarse de que están preparados para afrontar el calor intenso.

Así, Fundación CEA recomienda revisar el estado de neumáticos y frenos, además de comprobar de manera especial otros parámetros cuando la temperatura es elevada. Este sería el caso del nivel y el estado del líquido refrigerante, así como del líquido de la batería ya que pueden aparecer problemas al arrancar, o el funcionamiento del sistema de aire acondicionado para poder mantener la temperatura del habitáculo entre 19 y 24 grados.

También se debe controlar el radiador, que suele causar muchas averías en los vehículos antiguos si se calienta demasiado. Si este es el caso, Fundación CEA aconseja poner en marcha la calefacción junto con el aire acondicionado o el ventilador para bajar la temperatura del coche.

Además, el organismo recuerda que la mezcla del calor con una presión baja multiplica el riesgo de sufrir un reventón, por lo que se debe prestar especial atención a las cubiertas.

 

Tráfico refuerza la vigilancia en carretera durante la festividad de San Isidro.

Con motivo de la celebración el viernes 15 de mayo  de la festividad de San Isidro en la ciudad de Madrid y la proximidad del fin de semana, la Dirección General de Tráfico reforzará la vigilancia en las carreteras, sobre todo las que conducen hacia zonas de costa, para dar seguridad y fluidez a los ciudadanos que decidan disfrutar de unos días de descanso. Se prevé un millón de desplazamientos por carretera en la Comunidad de Madrid, un 12% más, respecto a un fin de semana normal

Los principales movimientos se producirán a la salida y entrada de la capital, hacia segundas residencias, zonas turísticas de costa o zonas de montaña.

http://www.dgt.es/es/prensa/notas-de-prensa/2015/20150513-trafico-refuerza-la-vigilancia-en-carretera-durante-la-festividad-de-san-isidro.shtml